Gina Pell define a los perennials como la generación anti-generación. Los inclasificables. Los que no encajan en ninguna  definición  etaria  y en todas a la vez. Lo mejor de esta categoría es que nos libera de los prejuicios, nos permite definirnos por una actitud ante la vida y no por cuántos años tenemos.

Los perennials son las personas que buscan y disfrutan de los nuevos desafíos, que generan alternativas creativas, que exceden aquello que  la sociedad espera que hagan según su edad, son flexibles y motivados, les gusta aprender cosas nuevas, conocer gente de todas las edades y además capitalizan su experiencia para crecer.

Consejos para ser un perennials:

  • Buscá en tu historia las cosas que te gustaban,  qué te interesaba aprender, cuál fue ese camino que en su momento no elegiste. Quizá es el momento de retomarlo.
  • Estudiá aquella carrera que te quedó colgada, nunca es tarde para empezar a aprender.
  • Divertite, tomá cursos de cosas que sean un desafío.
  • Abrite a nuevas personas, no es necesario conservar sólo los amigos de la infancia o adolescencia, seguro tus intereses cambiaron y hay nuevas personas de las que podés disfrutar
  • Tomá nuevos riesgos, planeá nuevas aventuras, cambiá los destinos de tus viajes (cuando la pandemia termine, y va a terminar)
  • Buscá que tu imagen coincida con lo que sos y no con los estereotipos clásicos.
  • Viví cada día como si estuvieras de viaje, que cada día te valga por tres.

En definitiva se trata de desandar los prejuicios, reflexionar sobre la internalización y naturalización de modelos limitantes.

A desandar los prejuicios entones!

Beso